Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías

Carta del CIPOG-EZ,
19 de febrero de 2015

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena
A los familiares de los desaparecidos y asesinados de Ayotzinapa
Al la Sexta nacional e internacional

Les mandamos un solidario y combativo saludo, a continuación queremos compartirles nuestras reflexiones sobre la participación de la delegación del CIPOG-EZ en el Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías, después de haber compartido nuestra experiencia como delegación con nuestras Asambleas Comunitarias y con la Asamblea Regional del CIPOG-EZ.

Queremos decirles que para nosotros fue un honor poder escuchar y aprender de sus luchas, compartir sus dolores y su digna rabia y poder después compartirlo con nuestras comunidades.

Acordamos en nuestra Asamblea Regional asistir al Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías porque el CIPOG-EZ es un retoño de las luchas de los pueblos Na Savi, Me´pháá, Nahua y Ñamnkué de Guerrero, que desde 1992 comenzamos a luchar por nuestro derecho a la autonomía y libre determinación. Ese año constituimos el Consejo Guerrerense 500 años de Resistencia, que creció con el alzamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y se articuló con el Congreso Nacional Indígena, la casa de todos los pueblos indios de México. Por eso decimos que el CIPOG-EZ es un retoño.

En la Costa Montaña de Guerrero nuestras comunidades llevaron a la práctica nuevas formas de gobierno comunitario y regional, constituyendo sus propias instituciones. Nació la Policía Comunitaria en 1995 y la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias en 1998 como comienzo para llevar a la práctica el ejercicio de la autonomía y la reconstitución integral como pueblos originarios.

Hablamos de un retoño porque buscamos reencontrarnos con los pueblos de la parte rebelde del movimiento indígena en México, que en Guerrero se fue diluyendo porque nos han querido imponer prácticas y pensamientos que han hecho mucho daño a la autonomía de nuestros procesos. Tanto las dirigencias que se volvieron gobierno y nos impusieron la visión de luchar por proyectos productivos para el “desarrollo” como pueblos originarios, como las vanguardias revolucionarias que buscan montarse en nuestras instituciones, cuando que en realidad su visión choca con la visión comunitaria y la construcción de nuestras autonomías.

En nuestra Asamblea fueron nombrados siete delegadas y delegados de las cuatro lenguas de nuestro estado, sin embargo, por razones de salud sólo participaron seis delegados en las comparticiones del Congreso Nacional Indígena. El objetivo del CIPOG-EZ es el de volver a caminar con el CNI compartiendo sus principios y sus esfuerzos. Fueron nombrados jóvenes de nuestros pueblos para aprender a escuchar y conocer otras experiencias de otras organizaciones y otros pueblos.

El CIPOG-EZ es un retoño que requiere ir construyendo su horizonte y pensamos que estas comparticiones nos aportan mucho. Por eso la importancia de escuchar y aprender de cómo se están organizando otros pueblos. Por eso la importancia de volver a caminar con el CNI, de ver los dolores y la digna rabia que nos unen con otros pueblos y otras luchas.

Con esta participación nuestro CIPOG-EZ dio un paso para volver a compartir con el CNI. Somos una red, una casa, que apenas está resurgiendo pero que tiene historia de lucha. También fuimos con la intención de compartir el proyecto del CIPOG-EZ, como pensamos y con quienes queremos caminar.

Estamos levantando nuevamente una trinchera para la defensa de nuestros territorios. Se vienen cosas muy complicadas en nuestro estado. Vamos a requerir solidaridad frente a la represión. Queremos que el EZLN y el CNI volteen a ver el trabajo que se va a empezar a construir en nuestras regiones.

Escuchar todas las comparticiones del CNI, la palabra sencilla y humilde de los familiares de Ayotzinapa y de los compañeros de la Sexta nacional e internacional nos dio una mapa de cómo está el país y de otras luchas en el mundo. En Oventik pudimos ver el nivel de capacidad de organización y de profundidad para abordar el problema de los compañeros zapatistas.

La delegación que fue nos dijo que nos falta mucho trabajo pero que compartimos mucho en el pensamiento con otros pueblos y otras luchas y que nuestro trabajo no depende de las coyunturas sino de estarlo caminando todo el tiempo.

Se pudieron ver varias cosas y otras no tanto. El desgaste del viaje vale la pena pero se debe ir reflexionando con el tiempo. Nuestra delegación compartió la alegría y la importancia que sintió de estar cercanos con el CNI y como en este contexto turbio y complicado escuchar la palabra de los zapatistas aclara muchas cosas.

Parte de la delegación fue con una comisión para ir a ver al compañero Santis al penal El Amate. Ahí se pudo conocer la formación de La Voz del Amate. Como se dan los procesos de lucha en las cárceles del mal gobierno. Es necesario regresar a las comunidades a platicar del CNI, de que los pueblos deben ir caminando.

La conclusión es que en todos los pueblos indígenas es parecido los problemas que se están padeciendo, como el despojo y la explotación. Si no es el agua, es la tierra, es el bosque. Aprendimos que estos espacios sirven para escucharnos y conocernos, aunque también se trató de festejar los 21 años de Guerra contra el olvido y compartir el dolor y la rabia con los familiares de los desaparecidos y los asesinados de Ayotzinapa.

Saber que hay otros que están luchando en sus modos y sus tiempos, aunque no todo es perfecto. Hay una serie de principios que orientan pero cada pueblo tiene su capacidad de avance. También tenemos que decir que pudimos sentir la desconfianza hacia nosotros de muchas gentes que sin conocer nuestros pueblos, nuestra historia y nuestras luchas se dejan llevar por las mentiras y los chismes de los que siguen desinformando y sólo piensan en su interés propio. Ya estamos impuestos a las campañas de mentiras, calumnias y burlas. Ya tenemos la piel dura.

Como Asamblea Regional del CIPOG-EZ hemos decidido que seguremos caminando con los zapatistas, con el CNI y con la Sexta.

Atentamente

Consejo Indígena y popular de Guerrero- Emiliano Zapata

Anuncios